El Agujero Más Profundo del Planeta y Sus Misterios

En medio de la belleza natural que caracteriza a la península de Kola en el norte de Rusia, se encuentran las ruinas de un centro soviético de investigación científica abandonado.

Fuente: YouTube

Superando los 12,000 metros de profundidad, es aquí donde se encuentra el punto de ingreso al agujero artificial más profundo de la Tierra y el punto más hondo excavado por el hombre hasta el momento: El Kola Superdeep Borehole. Pero algo inesperado sucedió; obligando a los investigadores a sellar el experimento para siempre.

Batalla Por la Conquista

Desde siempre, ha existido la fascinación del hombre por conocer más sobre la tierra y sus misterios. No sólo el espacio exterior ha sido de gran interés; sino además, científicos e investigadores han pasado décadas perforando hacia el centro de la tierra, tratando de descifrar qué hay debajo de ella.

Fuente: YouTube

Y aunque parezca algo inaudito, muchos creen que nuestro conocimiento del espacio, es ahora mucho mayor de lo que existe debajo de la superficie terrestre. Si bien es cierto que durante la guerra fría se generó una carrera espacial entre Estados Unidos y la U.R.S.S., pocos recordarán que también surgió una batalla por la conquista de nuestro mundo subterráneo.

El Fallido Proyecto Mohole

A lo largo de los años cincuenta algunos países, como Canadá y la Unión Soviética, anunciaron públicamente proyectos de perforaciones en la corteza terrestre. Pero en 1958, Estados Unidos toma la iniciativa y lanza el Proyecto Mohole (de Moho y “hole”, agujero en inglés).

Foto por Ken Doerr

El mismo fue una ocurrencia de un grupo informal de científicos asociados a la marina de los Estados Unidos y tenía como objetivo, la perforación en el fondo oceánico; todo un reto tecnológico para la época. Si bien el proyecto consiguió dos perforaciones notables, primero a una profundidad marina de 950 m y después otra a 3560 m, no llegó ni a aproximarse a Moho. Por lo que ocho años después se recortó su financiación y se abandonó el proyecto.

El Turno de los Soviéticos

A continuación, llegó el turno de los soviéticos; quienes en mayo de 1970, comenzaron a perforar la tierra debajo del distrito de Pechengsky, una región escasamente poblada en la península de Kola en Rusia. Con un solo objetivo en mente; penetrar profundamente la corteza del planeta.

Foto por Scott Peterson/Getty Images

Se pretendía alcanzar una profundidad de unos 15,000 metros bajo la superficie de la Tierra. Por lo que los investigadores comenzaron a cavar una serie de pozos que se bifurcan en una única cavidad principal, con la ayuda de un equipo especializado. Sin embargo, poco sabían que mientras descendían lentamente, Estados Unidos había progresado por su cuenta

Una Mayor Profundidad

En busca de petróleo, la empresa Lone Star Producing Company se encontraba perforando en el condado de Washita, en el oeste de Oklahoma, en 1974. Durante el proceso, la empresa creó el “agujero de Bertha Rogers”, que alcanzaba más de 9,500 metros por debajo de la superficie de la tierra. Definitivamente, una verdadera maravilla creada por el hombre.

Fuente: Everystockphoto

Aunque la empresa no encontró lo que buscaba, su agujero continuó siendo el más profundo del planeta durante otros cinco años. Luego, el 6 de junio de 1979, uno de los pozos de Kola, nombrado SG-3, rompió el récord. Y en 1983, el agujero, de apenas veintitrés centímetros de ancho, había viajado unos asombrosos 12,000 metros hacia la corteza terrestre.

Se Detienen Los Trabajos

Gracias a este resultado, los investigadores de la península de Kola detuvieron el trabajo en el pozo durante 12 meses. De esta manera, las personas podrían visitar el maravilloso lugar. Un año después, surge un problema técnico al reiniciar el experimento, que obliga a detener la perforación.

Fuente: YouTube

En su afán de no ser derrotados, los investigadores abandonaron el pozo anterior y comenzaron de nuevo desde una profundidad de 7,000 metros. Ya para 1989, la perforación había alcanzado un récord de 12,262 metros. Por lo que todos en el proyecto se mostraron optimistas sobre el futuro, creyendo que el agujero pasaría 13,400 metros a finales de 1990.

Un Cambio Inesperado

Se predijo que para 1993, el pozo alcanzaría su objetivo de 14,935 metros; cosa que era muy impresionante. Sin embargo, algo totalmente inesperado les aguardaba. Y mientras se acercaban cada vez más al centro de la Tierra, se produjo un cambio completamente inesperado.

Fuente: Wikimedia Commons

Aunque en los primeros 3,000 metros, las temperaturas dentro del pozo se habían mantenido más o menos a lo previsto por los investigadores; de pronto, el nivel de calor empezaba a dispararse rápidamente.

Altas Temperaturas

Después de esa profundidad y justo cuando la perforación había comenzado a acercarse a su objetivo, el lugar se tornó muy caliente; alcanzando temperaturas de más de 176 ° centígrados. Como si fuera poco, los investigadores descubrieron que la roca a estas profundidades, era mucho menos densa de lo que habían imaginado y reaccionaba de forma extraña ante las altas temperaturas.

Fuente: YouTube

Bajo esas condiciones, el equipo de Kola no resistiría; y a pesar de todo el esfuerzo y décadas de trabajo, en 1992 se abandonó el proyecto. Por lo que el agujero sólo supuso el 0,2% del camino que hay hacia el centro de la Tierra.

Fascinantes Descubrimientos

Los investigadores descubrieron algunas cosas fascinantes, justo antes de que se sellara el Kola Superdeep Borehole. Entre los descubrimientos, estuvieron unos diminutos fósiles de plancton, a una sorprendente profundidad de 6,700 metros.

Fuente: Wikimedia Commons

A pesar del tiempo que estas reliquias pasaron encerradas bajo varios kilómetros de roca, las mismas estaban notablemente intactas. Los investigadores llegaron a la conclusión de que los fósiles datan aproximadamente de más de dos mil millones de años.

Continúan los Descubrimientos

Además de los fósiles, hubo un descubrimiento aún más fascinante. Al medir las ondas sísmicas, los expertos habían predicho previamente que la roca bajo nuestros pies cambia de granito a basalto, a unos 3 o 6 kilómetros por debajo de la superficie. Pero pronto descubrieron que este no era el caso.

Fuente: YouTube

Sin embargo, aún en el punto más profundo del pozo; los investigadores sólo encontraron granito. Llegando a la conclusión de que el cambio en las ondas sísmicas fue el resultado de diferencias metamórficas en la roca, en lugar de un cambio al basalto. Mas esto no era del todo cierto…

¿Cómo es Posible?

Para sorpresa de todos y a varias millas debajo de la superficie terrestre, fluía el agua…Allí, a profundidades donde nadie pensó que era posible; la roca estaba fracturada y saturada de agua.

Fuente: YouTube

Se pensó que este fenómeno es el resultado de una fuerte presión, que obliga a los átomos de oxígeno e hidrógeno a salir de la roca.Y a diferencia del agua superficial, debe de haber venido de los minerales de la corteza profunda, y no ha podido alcanzar la superficie debido a la capa de roca impermeable.

El Cierre Definitivo del Agujero

En 2005, debido a limitaciones financieras, se acordó el cierre definitivo del proyecto; y desde 2008 está abandonado. Hoy, el sitio está marcado como un peligro ambiental; e incluso existen leyendas urbanas. Entre ellas se decía que el Pozo Superprofundo de Kola llegaba hasta el mismo infierno y que a veces se escuchaban de su interior gritos y lamentos de almas en pena.

Fuente: Wikipedia

Hoy día, el pozo continúa siendo el agujero más profundo del planeta y el proceso para perforarlo fue complicado. Sin embargo, no es el agujero de mayor longitud, pues en mayo de 2008, un pozo de petróleo le arrebató el récord, pero el mismo, no es tan subterráneo.

Misión a la Antártida

Sin embargo, el deseo del ser humano por explorar y llegar al centro de la Tierra aún no termina; y en los océanos de todo el mundo las plataformas de perforación del Programa Internacional de Descubrimiento de los Océanos continúan profundizando bajo el lecho marino, tratando de descubrir todos sus secretos.

Fuente: Wikimedia Commons

En una misión de descubrimiento, se arrojó un sumergible con dos hombres en las frías aguas de la Antártida. Esta vez, con el objetivo de profundizar cerca del Polo Sur más que cualquier otra expedición. Lo que allí se descubrió, es una visión increíble de un mundo nunca antes visto.

Preparándose Para la Inmersión

Tomó dos años de minuciosa investigación, para encontrar el momento y el lugar perfecto para realizar la inmersión en la Antártica. Ya que al parecer, sabemos más sobre otros planetas de nuestro sistema solar, que sobre el suelo oceánico del nuestro propio. Y es que nuestros océanos, nunca dejan de sorprendernos.

Fuente: Wikipedia / YouTube

Por lo que la inmersión bajo la Antártida no fue nada sencilla. Para empezar, los científicos tuvieron que encontrar el mejor lugar para realizar su descenso. Al final eligieron un lugar llamado “Iceberg Alley”; que consiste en un tramo de mar rodeado por trozos de hielo cambiante; algunos de gran tamaño.

Una Misión Complicada

La búsqueda de la tripulación se registró en un documental. Y según el productor ejecutivo James Honeyborne, hubo algunos inconvenientes en el camino. Honeyborne comentó a la BBC que atravesar Iceberg Alley era similar a “un juego gigante de Space Invaders”.

Fuente: YouTube

Además de la posición correcta, hubo otros factores, que también dificultaban la misión. El equipo no estaba seguro de cómo iban a funcionar los submarinos que pretendían utilizar bajo la presión de las aguas profundas.

Un Ecosistema Sorprendente

Finalmente, al comenzar su descenso de 900 metros; todas las dudas y preocupaciones se desvanecieron. Y bajo las profundidades, se descubrió un ecosistema asombroso de criaturas extrañas. Tan extrañas que incluso una fue nombrada después de un componente clave de las películas de Star Wars.

Fuente: YouTube

Como sabemos, la vida en la Antártida es dura e implacable; mas debajo de sus aguas, se encuentra una gran abundancia de extrañas criaturas marinas. Mark Taylor, miembro del equipo de buceo, señaló: “En un metro cuadrado hay más vida en las profundidades de la Antártida que en los arrecifes de la Barrera de Coral de Australia”.

¿La Razón?

Existen varias razones increíbles para ello. Una de ellas es la nieve marina; material orgánico que fluye desde la parte superior del océano hasta el suelo. La misma, es fuente importante de alimento para las criaturas que viven en las profundidades, ya que transfiere nutrientes del mar que reciben luz solar a las áreas del océano que no.

Fuente: YouTube

Otra fuente de alimento en las profundas aguas de la Antártida es la caca de kril; un pequeño crustáceo que vive en todos los océanos de nuestro planeta y que juega un papel importante. Su excremento convierten el fondo del mar en un hábitat fangoso perfecto para la vida. Y como ya mencionamos, la vida que prospera en esa área, es una de las más extrañas.

La Estrella de la Muerte

Una de las criaturas más extrañas que descubrió el equipo se conoce como estrella solar antártica. Pero los investigadores la llamaron Estrella de la Muerte… y con justa razón.

Fuente: YouTube

A pesar de ser pariente de la estrella de mar común; esta criatura es completamente extraña. La estrella de la muerte puede tener hasta 50 brazos y puede llegar a ser más grande que la llanta de un coche. La piel de sus brazos también está cubierta con pequeñas pinzas, que se cierran de golpe si algo la toca. La mayoría de las veces, la víctima desafortunada es un krill pasajero. Y hay algo más extraño en esta estrella solar.

Una Vista al Pasado

Si bien los peces son los depredadores dominantes en los demás océanos del mundo, la Estrella de la Muerte es un excelente ejemplo de cuán diferentes son las cosas en la Antártida. Debido a que el agua en el Polo Sur es tan fría, pocos peces pueden sobrevivir ahí.

Fuente: YouTube

Esto significa que los invertebrados como la estrella solar antártica se encuentran en la parte superior de la cadena alimentaria. Además, bucear en la Antártida es como mirar por una ventana que muestra cómo era la vida en los mares hace millones de años.

Un Pez Que No Se Congela

Otra extraordinaria y extraña criatura que vive en el Océano Antártico es el pez dragón de hielo, o Cryodraco antarcticus, que se ha adaptado de manera extraordinaria para sobrevivir en las condiciones increíblemente frías.

Fuente: YouTube

Su sangre contiene proteínas que actúan como anticongelante para evitar que se congele. Y esa sangre también es clara, ya que no necesita la hemoglobina que los humanos necesitamos para transportar oxígeno por todo el cuerpo.

Esfuerzos de Conservación

La misión emprendida por el Dr. Copley y sus colegas no se trataba sólo de encontrar criaturas extrañas. Ellos creen que una mejor comprensión de cómo sobrevive la vida en el Océano Antártico, también podría desempeñar un papel clave en los esfuerzos de conservación en curso en el Polo Sur y sus alrededores.

Fuente: YouTube

El Dr. Copley explicó a la BBC: “En estas inmersiones, observamos la vida cotidiana de los animales de las profundidades marinas de la Antártida, lo que nos ayudó a comprenderlos mucho mejor que estudiar especímenes recolectados con redes o arrastres de barcos”.

Una Exploración Para el Futuro

Aunque las partes más accesibles de los océanos siguen siendo un misterio para el ser humano; el Dr. Copley espera que esta expedición pueda cambiar eso. Él además expresó:m”Enviar personas a un kilómetro de profundidad en el océano alrededor de la Antártida por primera vez muestra que ya no hay ninguna parte de nuestro planeta azul que sea inaccesible para nosotros, si podemos encontrar la voluntad de ir allí”

Fuente: YouTube

El Dr. Copley piensa que si todos compartimos la exploración de nuestro planeta, entonces…todos participaremos en su gestión para el futuro…Sin duda, una premisa bastante acertada.